Formación de Animadores de Encuentros con Jesús

Los ‘Encuentros con Jesús’ son la propuesta de pastoral que se viene realizando desde hace unos diez años en la red de colegios Marianistas. Es un proyecto que se ha ido implantando poco a poco en la red y hace un recorrido que engloba infantil y primaria. Son momentos de encuentro personal, de trabajar el silencio, de saber compartir desde lo hondo con los demás compañeros de clase y también de entablar esa conversación con Jesús, como un amigo cercano. Para poder llevarlos a cabo, en cada colegio existe un equipo de Animadores de EcJ. Los días 26-27-28 se celebró el primer encuentro de estos equipos. Paula Santás, animadora del colegio Santa María del Pilar (Madrid) nos comparte su experiencia.

PRIMER ENCUENTRO EN VALENCIA

El domingo 26 de Junio nos fuimos presentando en la casa de los hermanos de Lasalle de Lliria (Valencia). Poco  a poco íbamos llegando en coche, otros en tren e incluso en avión. Cada uno llegamos con una mochila: unos con pereza, otros con incertidumbre, algunos con ganas de descanso, otros molestos porque veíamos que eran malas fechas, etc. Pero ahí estábamos, dispuestos a aprender, a compartir, a aportar y a disfrutar.

Después de cenar, nos dejamos llevar por Consuelo que nos preparó varios juegos de presentación, para romper el hielo. Al final, acabamos bailando todos el Chipi Chipi. Muy divertido.

Al terminar, Elena nos repartió unos regalitos preparados con mucho cariño y nos hizo prometer que hasta la mañana siguiente no los íbamos a abrir.

Antes de ir a dormir, algunos nos quedamos a seguir compartiendo. Empecé a conocer a gente maravillosa, que comparte la misma misión que yo, que la vivimos con alegría, con ilusión y que a su vez tiene sus complejidades. Pero te das cuenta de lo que implica esto de las relaciones. Porque ECJ va de esto mismo, de relaciones, de crecer juntos, de alimentarse y de compartir el alimento con otros; con los compañeros/as, niños/as y adolescentes.

Nos fuimos a dormir, la casa favoreció el descanso, el silencio y lo logramos, conseguimos descansar. Después de la vorágine del final de curso, es algo que se agradece.

Al despertar, leímos el regalito y algunos fuimos a celebrar la Eucaristía. En la mañana del Lunes tuvimos la gran suerte de escuchar a Ana Berástegui (profesora de la universidad de Comillas). Nos abrió los ojos, la mente y el corazón. Una gran comunicadora por todos sus conocimientos, sus experiencias y su cercanía.  El título de su ponencia fue la espiritualidad del niño. Fue increíble.

Por decir una de las ideas que se me quedaron grabadas de la ponencia, es la de que el niño desde que nace, tiene su espiritualidad y nosotros le acompañamos en ese camino. Un camino con sus curvas, sus cuestas abajo, sus cuestas arriba, sus obstáculos pero ahí estamos con ellos.

Después teníamos 3 talleres por delante para realizar entre el lunes por la tarde y el martes. Voy a tratar de describirlos en el orden en el que yo los viví.

Primero: Richi Donet y Kuki Torres nos adentraron en el mundo de los “Gestos y Símbolos”. En este taller pude descubrir la importancia del cuidado del espacio, del lugar, del ambiente. Es algo que ya conocía, pero al vivirlo en propia persona, eres más consciente. Me quedé con ideas que estoy deseando empezarlas en SMP.

Segundo: Mercedes Méndez que nos explicó “Cómo contar la Biblia”. La importancia de la narrativa y nos enseñó su Godly Play. Con qué cuidado y delicadeza te puedes adentrar en la Historia Sagrada y en el Evangelio. ¡Cuántos buenos recursos hay que podemos utilizar!

Tercero: Amparo Sales “Canto y oración”. Cuando cantamos nos conecta con Jesús rápidamente porque es bello, porque nos une, nos sentimos Comunidad y nos hace disfrutar. No hace falta grandes voces, ni canciones largas, lo contrario, lo sencillo y vivido, mucho mejor.

Entre el segundo y el tercer taller compartimos cena en un sitio del Puerto de Valencia precioso. Nos reímos, nos conocimos, nos descubrimos… un auténtico disfrute.

Y llegó el martes. Después de terminar los talleres, disfrutamos juntos de una Eucaristía en el que vimos el sentido a todo. Recibimos el alimento que necesitábamos y rezamos juntos para poder seguir en esta Misión.

Sólo puedo dar gracias por el impulso que me ha aportado el curso en mi tarea del día a día, por las personas que me he encontrado por el camino que estoy convencida de que vamos a seguir compartiendo mucho camino por delante, por el nacimiento de este Proyecto de ECJ y por habérmelo ofrecido para acompañarlo, haciéndolo tan presente en los colegios, quererlo y amarlo.

Gracias por esta experiencia y feliz por estar en este Proyecto.

Paula Santás – Profesora y Animadora de los Encuentros con Jesús en el colegio Santa María del Pilar (Madrid).